Hasta siempre, sigues en la memoria del pueblo, Dra. Escopeta. Ulises Ruiz Represor, ni perdón, ni olvido.

1_3

Tomado de: http://educaoaxaca.org/la-minuta/1000-adi%C3%B3s-a-la-dra-bertha-mu%C3%B1oz,-voz-de-la-resistencia-en-oaxaca-2006.html

Sin homenaje alguno, porque así lo dispuso, la doctora Bertha Muñoz Mier fue despedida ayer por decenas de seguidores del movimiento magisterial y popular del 2006, en la funeraria Núñez Banuet.

Entre velas, flores e imágenes religiosas, anarquistas, marxistas, maoístas, trotskistas, guevaristas y zapatistas, así como profesores, sindicalistas, activistas sociales, defensores de derechos humanos, barricaderos y gente del pueblo sin alguna militancia, atestaron la capilla para ofrecer sus condolencias a la familia y acompañar a la Doctora Escopeta, en su paso a otra frecuencia radiofónica.

Además, acudió el diputado local del PRD, Francisco Martínez Neri, rector de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), cuando Muñoz Mier, desde los micrófonos de Radio Universidad, convocó a defender la autonomía universitaria ante el inminente ingreso de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP), aquel 2 de noviembre del 2006.

Por disposición de la propia doctora, no se realizó homenajen alguno, salvo guardias de honor de sus compañeros catedráticos de la Facultad de Medicina y Cirugía de la UABJO en rededor del féretro color gris, cubierto con su inseparable bata.

Durante la vela, fue presentado un video de Muñoz Mier filmado días antes de su fallecimiento. “Si ustedes están viendo esto, pues es porque ya no estoy; me morí…me fui tranquila porque la vida no me debe nada, ni yo le debo nada a la vida; muero tranquila porque hice lo que quise hacer en mi vida, que es luchar”, afirmó en la grabación.

Agradeció a quienes rezaron por su salud y a quienes asistieron a su velorio, así como a quienes la ayudaron a salir de Radio Universidad y de Oaxaca, después de la represión de la PFP y de corporaciones locales, el 25 de noviembre de ese mismo año.

Destacó que Oaxaca fue su gran amor, a pesar de haber nacido en Morelia, Michoacán y no entender todos sus problemas.

“Tuve un gran amor, mi gran amor fue Oaxaca, no fue de primera vista, sino como dice la canción, despacito, despacito se fue metiendo en mi corazón. Conocí sus regiones, sus montañas, sus mares, sus valles, sus olores, sus sabores y cuando me di cuenta, ya estaba atrapada. Amo a Oaxaca por encima de todas las cosas”, señaló.

Convocó a los seguidores del movimiento magisterial y popular a organizarse no dejar solo al Hospital General Civil “Aurelio Valdivieso”, donde laboró desde la década de los 70.

“Mis pasiones han sido dos, el hospital y la escuela; el hospital es un bastión que los resuelve problemas de salud de todo el estado, pero lo dejan solo. Debe apoyar la ciudadanía y exigir al gobierno el presupuesto que se merece, para medicamentos, quirófanos, enfermeras”, asentó.

La Doctora Escopeta, también llamó a los seguidores del movimiento magisterial y popular a organizarse por ser la única solución a fin lograr beneficios para la comunidad.

“Hay que tener las piernas firmes sobre el suelo, con la cabeza alta y erguida. Los sueños juntos con la realidad son importantes para lograr mejorar las cosas, pero siempre con el corazón caliente y la mente fría”, apuntó.

En el velorio, fue permitida igualmente la presentación del grupo de sones sotaventinos Tapacamino, quien “El Son de la Barricada”, una de las canciones emblemáticas del movimiento magisterial y popular.

“muero tranquila porque hice lo que quise hacer en mi vida, que es luchar”

“mi gran amor fue Oaxaca, no fue de primera vista, sino como dice la canción, despacito, despacito se fue metiendo en mi corazón”: Bertha Muñoz Mier, luchadora social

Anuncios